martes, 22 de mayo de 2012

How to break a heart.

Brönte no parece que haya tenido nunca la oportunidad de ser un niño de verdad. Es como si hubiese nacido y hubiese crecido veinticinco o veintiséis años de golpe. Su cerebro no admite que haya sentimientos por los que alguien haga algo por los demás. Él solo entiende de sufrimiento, y aún así, nunca le he visto llorar. Brönte es raro porque nunca sé que piensa, nunca consigo adivinarlo, y eso a veces me pone nerviosa. Lo cierto es, que si no fuera por ese detalle tan abismal, ni siquiera me gustaría. Ni siquiera hubiese hablado con él más de aquella primera vez. Pero después del sexo era incluso más atrayente. De esas personas que, aunque no digo que te vayas a enamorar,  sabes que te volverán loca. Es así, es Brönte.
Es así. Él solo tiene ojos para esa niña, es su sombra, su ángel de la guarda o su demonio, no estoy segura. Es el hombre más atractivo, más carismático, más pobre y menos feliz que haya visto jamás, y aún así nunca en mi vida le he visto como ahora. Destrozado, consumido, ensimismado y solo. Sobretodo solo. Sin padres, sin hermana, sin familia. Él solo se ve con siete años en un orfanato, pensando en su mamá y en lo mucho que la echa de menos, y sabiendo que volverá a por él cuando deje de estar enferma.
Él solo ve a su hermana de casi siete años en un orfanato, esperando a que él vuelva a por ella, porque no tiene vienticinco ni veintiseis, solo tiene la cabeza partida y mucha sangre corriendo por la carretera.
-¡¡BRÖNTE!! Brönte, ¡mírame! mírame por favor-le grito intentando apoyar las manos en alguna parte de su cuerpo sin saber donde.-Vamos, ¡reacciona, hombre! ¿qué cojones..?
Entreabre los ojos intentando levantar la cabeza del suelo un poco, mirar a su alrededor sin casi conseguirlo.
-No, para, para, cariño. No te muevas.- Mis ojos se mueven a la velocidad de la luz, lo noto, porque lo veo todo borroso, se me llenan de lágrimas.
-¿Q-qu..? ¿D-dónde es..esto..estoy?-Suspira cogiendo aire casi con cada letra. No puede respirar, tiene que estar reventado y la maldita ambulancia no llega.-C-carola e-est..esta..
-Tranquilo, Brönte-Le interrumpo, agarrando su mano fuerte contra mis rodillas.- Ella está bien. Escúchame ¿vale?-Parece un corderito, está asustado, no puedo soportar verle así, es agonizante.- Has tenido un accidente con la moto, pero estás bien, solo tienes unos cuantos rasguños, ya viene una ambulancia.
-N-no llevab-ba el.. casc..
-Ha sido una caída muy leve, vas a estar bien, quédate conmigo, no te duermas ¿vale?
Sé que sabe que le miento, porque intenta sonreirme, y yo no puedo parar de mirar sus heridas, los huesos de su pierna atravesando la piel, su costado quemado por el asfalto y su pelo lleno de sangre líquida y caliente que no para de salir.
-E..esta..ré b-bien, prec-cio..sa-Susurra mirandome con los ojos inyectados en sangre, obligándome a respirar muy hondo para no derrumbarme delante de él.
Casi parece que me entiende, porque tres segundos después pierde el conocimiento y yo me quedo en mitad de una carretera, gritándole a un dios en el que no creo, que por favor, no me lo quite.

3 mindstream:

David ronroneó

Jo, qué triste. Me he quedado con ganas de saber qué pasará. ¿Estará bien? Dime que sí.
Un beso.

Nerea Riveiro ronroneó

Buah... qué triste. Ojalá se ponga bien... Un besazo!

Seda-Kat ronroneó

Esas viva!!!
o es q no me salian tus actualizaciones?