martes, 24 de enero de 2012

respira y luego rompe corazones, Sam, tú eres así.

Con la ira picándole en la sien, y en los brazos, incluso entre los muslos. Con la picardía palpitando en su corazón resquebrajado y vengativo. Con las ganas de sentirse viva por allí por donde pasa, con la fuerza bruta del desvanecer cada sentimiento dulce y dejarse llevar por la pasión en los momentos menos indicados (y más gratificantes), sin pensar en el mañana, ni en el 'que dirán después del sexo', con la única certeza de que a estas alturas bajarse las bragas en un lavabo, es lo mejor de la semana. Y es que Sam era de ese tipo de tías que no soportan a las garrapatas agarradas a su cintura cada mañana, ni los mimos de hombres que no le importan ni le importarán jamás.
Sam es así, fría, severa, pasional, vanidosa, sexy, fuerte. Más puta que la vida.

5 mindstream:

Andy ronroneó

quizá lo que realmente sucede es que Sam tiene miedo de sentir demasiado por alguien y arriesgarse a que le rompan el corazón.

Ave De Estinfalo ronroneó

Coincido con Andy, pero todos alguna vez hemos querido ser como Sam

Saludos, que estés bien

byE

Fiore ♥ ronroneó

que buena onda tu blog

Ricardo J. Román ronroneó

Muy buen sitio... primera vez que ando por tus letras.

Saludos!

ronroneó

Quizá Sam se protege para que no le hagan daño... La última frase me ha hecho reír.
Echaba de menos pasarme por aquí^^ Un abrazo.