miércoles, 29 de septiembre de 2010

Se despereza y enciende el porro. Han pasado unos tres meses desde que pasó lo de Patxi y aún se siente fuera de lugar. Luken le llama un par de veces por semana pero siempre le dice lo mismo.
-No tío, hoy no tengo ganas. Estoy cansado.
-Pero que dices, llevas semanas sin salir, Igor, ¿Se puede saber que te pasa?
Cuelga cada vez que le hacen esa pregunta y cierra los ojos pensando en Carola. No, más bien en Carola y Patxi metidos en su cama.
Fue todo muy rápido. Entró en casa, soltó a Gacho en la cocina y fue a su cuarto a dejar la chupa. Y se encontró con una imagen muy..
Carola iba encima, apoyaba las manos en el pecho de su mejor amigo y los labios andaban perdidos en sabe dios que parte de él. Patxi la apretaba contra su cuerpo con tanta ansia, que Igor hasta se sintió desplazado.
Se descontroló. La agarró del brazo y tiró de ella que cayó fuera de la cama. Con Patxi perdió más tiempo. Le clavaba los nudillos en la frente, en las mejillas, contra la nariz. Carola gritaba intentando separarlos e Igor tenía los ojos medio cerrados, y la mano ya llena de sangre.
Cuando paró Patxi se levantó, se enfundó los pantalones y salió de casa dándole un empujón.
-Igor, Igor, pagas con tus colegas que tu novia sea una guarra, ¿eh? No pensé que pudiera afectarte tanto.
Suelta una carcajada, o más bien hace una mueca por el dolor y la mira a ella alzando una ceja.
-Ya te pillaré por esto.

Abre los ojos de nuevo y se restriega la mano por la frente respirando profundo.

0 mindstream: