domingo, 25 de julio de 2010

Como Nicolas

-Mañana recuerdame que pase lo que pase no piense en ti. Creo, que después de mi padre, eres la persona que más daño me ha hecho. Puedes estar orgulloso, amor. Muy orgulloso.
No dice nada, ¿que cojones va a decir?  Si es un tio sin escrúpulos, al que le encanta jugar a enamorar, a lastimar, a engañar. A vivir una vida que no le corresponde. A absorver el alma de alguien que ya tiene suficiente con tenerla rota en pedazos. Es cruel, muy cruel. ¿que cojones va a decir? Si ni si quiera está. si no me está escuchando gritarle a un pedazo de suelo muerto. Pero yo le sigo hablando, como si esa fuera la única forma de seguir (sobre)viviendo. Y ya no sé si se me encoje el corazón de pena, o de pura rabia por haber sido tan estúpida como para dejarme engañar de esa forma.
-Desde que te conocí, tuve bastante claro que contigo nada sería facil. Ese afán tuyo de poner travas a las relaciones era un verdadero incordio. Y quizá debi escucharte cuando me llamaste niñata, o cuando me mandaste a la mierda la primera o alguna  de las mil veces siguientes. Pero no, ahí seguía. Compartiendo lágrimas con gente a la que no conocía. Manteniendo relaciones con chicos que no me llenaban el corazón más que de asco. De asco a mi misma. De lo que estaba haciendo. De eso en lo que me estaba convirtiendo. Era la sensación de dependencia que me había creado yo, hasta tal punto de que, creí que por ti merecería la pena cualquier cosa. Hasta plantarle cara a mi padre, aguantar un par de hostias para hablar contigo cinco minutos más. Y no. No valió la pena. Porque tú ni si quiera me esperabas. Ni te importaba lo más mínimo nada, las cosas a las que tenía que enfrentarme para estar dia y noche esperándote. Los labios rotos y las mejillas hechas trizas no sirven de una mierda contigo. Porque no vales ni la mitad de lo que yo creí. Cínico. Mentiroso. Arrollador. Amor.

1 mindstream:

Giulia ronroneó

Pues mejor que haya acabado, sí es así...