jueves, 17 de junio de 2010

Que a gilipollas, ya me ganan muchos, déjame en paz.

14:29
El móvil no para de sonar, y yo no hago más que colgar, y colgar. Una y otra, y otra, y otra vez. El nombre de Mast aparece en la pantalla, y al final, apago el móvil, porque cada vez me da más asco ver su nombre.

15:34
Patea la puerta de mi casa, medio enloquecido, y yo meto la cabeza debajo de la almohada, y subo más el volumen de la música. Agarro el bolso y saco una bolsita con tripis, me dispongo a usarlos cuando el gilipollas del vecino le da la llave de mi casa, y este entra a toda prisa. Me ve sentada en mitad de mi cuarto, con un papelito colocado en la punta de la lengua.
-¿Eres tonta? ¿Qué cojones haces?
Un bofetón que me hace apretar la mandibula con fuerza, y obviamente con el ácido empezando a supurar.
intenta abrirme la boca y con un dedo agarrarlo, y le muerdo empujándole.
-¡Qué te pires de mi casa, joder! Mamón de mierda...
Se tambalea con el dedo lleno de marcas de mis dientes, y algún que otro rasguño en la cara por mis uñas. Se guarda las llaves en el bolsillo y sale tirando todo lo que encuentra en su camino. Dejándome la casa echa un desastre, y a mi, tumbada en el suelo, deseando que empiece el viaje, y que todo tenga un color diferente, pero sobretodo, que el amor deje de doler.

1 mindstream:

Rododo ronroneó

que mierda el amor, yo tmabien lo hago, asi me voy a ratos, pero procuro no hacerlo seguido, para no hacerme mas daño