jueves, 27 de mayo de 2010

Prometo no hacerlo más por si acaso...

Encontré la carta por allí tirada y aunque sabía que era de ella, tuve la curiosidad de leerla.
Tras haberla terminado me quedé de piedra. Era increible la capacidad de expresión que tenía y como hablaba de sus sentimientos, de sus miedos de su desventura, y también del amor. Me recordaba mucho a esa chica que habla del amor como algo poco importante, pues se escribe sin hache, y es muy curioso ¿No?
La veía desde la ventada, sentada con los pies metidos en la piscina. Los levantaba a veces y veía las gotitas caer de nuevo en mitad del agua. Tan guapa como siempre, tan tranquila, tan suave.
Me acerqué y me senté a su lado.
-¿Sabes? Creo que ese hombre del que me hablaste, será un buen tipo, ¿tú que piensas?
-Estamos bien así, ¿No?
-Sí, estamos bien, pero sabes que por mí no tienes que renunciar a nada.
-Lo sé, cariño, lo sé.
-Entonces no lo hagas ¿Sí?
Deje el sobre blanco sobre sus piernas y me levanté. Noté su mirada en mi espalda, viendo como me alejaba, pero lo que no veía era la confusión del momento. Aún no estoy segura de si hice bien en leer algo tan privado.

3 mindstream:

Miss Sunshine ronroneó

Las mamás aveces son lo más (aveces en mi caso, nose en el tuyo .-.)
Carta de que? :O

Rododo ronroneó

que decia u.u la carta ja
que incertidumbre

Fasting girl ronroneó

Uf estoy medio perdida...
NO se si te paso a vos o si es una historia jaja. Si te paso escribis genial ;)
Muchos besos!