sábado, 15 de noviembre de 2014

Ya no recuerdo tu olor. Ni tu sonrisa. No recuerdo apenas tu voz en un tono agradable. No recuerdo la felicidad contigo. ¿Sabes? Sé que no queda nada. Sé que nunca quedó nada porque realmente no existió algo que tuviera que aguantar el chaparrón, pero... para mí, en mí, siempre quedarás.

0 mindstream: