lunes, 10 de noviembre de 2014

Listen to the man

Me pregunto cuantas veces son ya las que he escuchado tu voz y he mirado a otro lado. Todos esos momentos en que quiero que tus ojos se fijen en mi, pero como tu sabias que me gustaba, como si no hubiera nada más allá de nosotros. Cuando luchabas por mantenerme cerca de ti aunque todo nos dijera que estamos perdidos. Aunque yo gritara.  Aunque sufrieramos. Aunque llorasemos. Y aquí estamos, cada uno a un lado de la barra. Tu ahí,  sin saber que piensas, y yo aquí,  creyendo que no existe nada más.  No te quiero, pero sin embargo eres el amor de mi vida.  No te extraño, pero no puedo pensar en otra cosa. Estamos rotos. ¿Tú estás roto? No pareces estarlo, me alegro de que no parezcas estarlo. Me alegro de verte feliz (¿feliz?) aunque no sea por mi causa.
Me alegra verte, aunque todo esto me destroce el corazón y el alma.

1 mindstream:

Nefer Munguia ronroneó

Como dicen por ahí, a veces las personas están destinadas a ser, pero no juntas o algo así

Saludos!