lunes, 29 de agosto de 2011

Wake up, tonight is the midnight madness.

Sam era de esas chicas que no creían en el amor, de las que buscaban sexo en las noches de borrachera extrema o de diversión máxima, en las que se sentía capaz de dar algo bueno de si misma, fuera lo que fuese.  He de admitir que yo siempre he sido igual que ella, incluso puede que sacara eso de mi, pero no es mi historia la que vamos a contar.
Sam no creía en las parejas perfectas, en el amor duradero, ni en los para siempre. Tampoco era negativa, no solía decir nunca -excepto cuando hablaba de su padre, en esas conversaciones siempre se colaban nuncas y para siempres-. Quizá en otra vida fuera diferente, o a lo mejor en otra época, pero cuando yo la conocí era acero en lo que a relaciones se trataba, incluso con Luken.
Ese tipo parecía su hombre hecho a medida, esa vitalidad que escupían sus ojos era tal como la que buscaba Sam, una vez, cuando se había fumado un par de porros me dijo que si alguna vez se enamorara, sería de alguien como él - ella quería decir de él seguramente, pero las dos sabíamos que nunca lo admitiría-.
Sam consideraba la debilidad de una persona como ese sentimiento. Amaba a la mayoría de su familia -la que consideraba como tal- pero nunca pensó en un hombre para compartir su vida, por eso cuando se cruzó con Luken su mundo se tornó patas arriba, que lo sé yo de primera mano, pero aún así creo que tampoco llegó a amarle jamás, no como una mujer suele amar a un hombre.
Ella solo quería ser feliz a su manera, sin que nadie le dijera que tenía que sentir o hacer, al menos en la mayoría de las veces, y por eso cuando Luken quiso controlarla, ella se hizo notar aún más, se cerró más en sí misma y comprendió que ni siquiera él sería capaz de sacarla de ese agujero. Porque eso era su vida, un torbellino negro y oscuro que no dejaba que el amor iluminara. Y aunque entiendo por qué lo hacía, no sé por  qué razón seguirá haciendolo siempre. Pero quien sabe, esa chica es pura magia, puro fuego. Ella es pura locura a media noche...

11 mindstream:

DINOBAT ronroneó

Quizás es simplemente...

ALA_STRANGE ronroneó

la division entre sexo y amor no es muy clara

Estefanía ☮ ronroneó

Coño también estoy enamorada de Sam! jajajaja enserio es que tu blog es la ostia! Y puede que tengas razón, qeu si que deba haber rebeldes sin causa pero que actuen, no solo que lo sean por moda, quizás en eso no me he explicado bien, todo el mundo puede rebelarse con una causa, la sociedad, en mi opinión :) de todas formas mi última entrada es un poco paja mental al verdad jajaja

rockmantica ronroneó

wowwwww!! me encantó este fragmento! en algún punto que sentí identificada con la protagonista de la historia...

Snow ronroneó

Echaba de menos tu blog, de verdad te lo digo. Mañana dedicaré algo de tiempo a leer la entradas que me he perdido :)

Sweetdie ronroneó

No me digas eso!Odio que me controlen, debería empezar a preocuparme?
Anyway me ha encantado, escribes muy bien.El estilo por el que voy yo, pero muchisimo mejor que yo
un beso

Fiore ♥ ronroneó

Por mas que nos neguemos enamorar, o juremos no hacerlo, siempre hay alguien que en un momento de la vida nos da vuelta la cabeza

taperwere ronroneó

La última frase me ha llenado por dentro, será que la he leído en voz alta? que más da, esto esta genial.

Dafne Isern ronroneó

A esas horas supongo que todos somos un poco como ella.

Un beso muy fuerte.

Mair ronroneó

Me has enamorado de tu entrada! Yo también me he sentido identificada en varios puntos con Sam.
Pero el corazón va por su lado siempre y cuando menos te lo esperas, acabas en la trampa :/

Un besito!
___
http://anothergirlaanotherplanet.blogspot.com/

Ailu ☮ ronroneó

Ya lo vas a vivir, cuando toque, y vas a tener tu historia, única y hermosa :D