viernes, 4 de febrero de 2011

Tú, el amor y yo

-Es como ese estúpido momento, en el que después de mucho tiempo, te das cuenta de que realmente le extrañas, ¿sabes? Como algo que te va por dentro y que eres incapaz de controlar, como si todo dependiera de esa persona algunos segundos y luego volvieras a sujetarte el corazón y a decirle, 'eh, tú, eres mío, cállate.' aunque sabes que solo durará un tiempo.
-¿Por qué lo complicas todo tanto?
-Brönte, la vida es complicada, el amor es complicado, y lo que tienes que asumir de una vez es que el amor es la razón de la vida, la única por la que merece la pena luchar. La felicidad es un estado de ánimo que va y viene, pero los sentimientos perduran, y tienes que aprender a dejar que tú corazón se exprese.
-Estás diciendo con otras palabras que te vas, ¿Verdad?
-Yo no soy para ti, y por mucho que me duela decirlo, y sobretodo asumirlo, tú nunca vas a ser para mí. Tu otra mitad está en alguna parte, ahí fuera, y si te quedas aquí conmigo haciéndote el duro e intentando convencerte de que tú nunca te vas a enamorar, no la encontrarás. Y créeme, será el error más grande que hayas cometido nunca.
-Estás enamorada de otro.
-Sólo me he enamorado una vez locamente, y fue maravilloso mientras duró. Merece la pena aunque el sufrimiento de la pérdida duela tanto. Al menos, puedes decir que lo extrañas porque lo tuviste. Es eso lo que hace que el mundo gire, ¿no crees, cariño?
-Ese chico te cambió la vida...
-Cómo no lo hará jamás ningún otro.
-¿Ni si quiera yo?
-Lo siento, Brönte.
-Y yo, Gin. Siento que joni no esté, y que te duela tanto no tenerle. Siento no ser él, y siento que tú no seas ella.

1 mindstream:

mlle.Chen ronroneó

El amor es masoquismo puro, como nosotros :)
Unbeso.