miércoles, 16 de febrero de 2011

No puedo verte, pero se qué estás aquí.

-Vamos. Mira esto.- Descorre la cortina abriéndose paso en un pequeño claro alargado con árboles a ambos lados del camino verde.
-Es precioso.
-Iba a traerte aquí antes de que fuéramos a Utah.
-Bueno, ¿por qué no lo hiciste?
-Estaba ocupado, ya sabes. Pensé que tendríamos más tiempo.-Sonríe mirándola y entrelazando sus dedos con los de ella mientras caminan.- hey, pero prométeme que tú volverás algún día.
-Vendremos. Juntos.
El aparta la vista, observando el suelo un instante y vuelve a mirar sus ojos con una media sonrisa.
-Y prométeme que tendrás tiempo para sentirte.. afortunada y feliz. No pierdas los días con qué podría haber sido y qué debería haber sido.
-Clay, ¿por qué me estás diciendo estas cosas?- Quinn sonríe nerviosa.
-Porque esas cosas son importantes.
-Clay...-Suelta su mano asustada de repente y se para a mirarle- ¿por qué me estás hablando de esto?
-Porque tienes que irte ahora.
Ella boquea, le mira apretando los labios en una mueca de dolor y tristeza que se apodera de su corazón y ni si quiera entiende a qué se está refiriendo.
-¿Qué quieres decir con que tengo que irme ahora?- Dice volviendo a acelerar el paso para ponerse a su altura.
-Significa que tienes que volver.
-¡Contigo!
-Quinn, te lo has estado diciendo a ti misma. Te sientes débil, ¿sabes por qué es? Porque tu cuerpo se está curando, así que es hora de dejar este lugar.
-¿Y tú qué?
-Me he ido sintiendo más fuerte. Mi cuerpo está más fuerte.
-Eso no importa, ¿vale? Estoy contigo.
Clay se para delante de ella con la súplica brillándole en los ojos.
-¡No puedes!
-Podrías dejar de decir cosas como esa, ¿vale..? Estamos juntos por alguna razón, y ¡no te voy a dejar!
-¡Pero tú no tienes elección! Quinn, no puedes elegir no vivir. E incluso si pudieras, ¡nunca te dejaría!
-Nada de esto es real de todas formas.
-Escúchame. Hayley está embarazada, no puede perderte en este momento, quiero decir, ¿qué haría ella? Y piensa qué le pasaría al bebé. Piensa lo que le causaría a Jamie.
Ella le mira con la boca entreabierta y dolida, se da cuenta de que intenta chantajearla, pero realmente tiene razón en eso.

-Hola, tía Quinn- dice Jamie sentándose en la cama de hospital  junto a ella.- Quería venir a verte porque sabía que algo iba mal. y sé que no olvidarás ninguno de nuestros días, a no ser que realmente tengas que hacerlo. Siento que la gente haga cosas malas como estas, especialmente a gente buena, como tú. Yo.. lo siento mucho. De todas formas.. sé que vas a estar bien, pero aún así te he traído algo.
Jamie deja una estrella dorada en la palma de su mano y aprieta sus dedos entorno a ella.
-Te quiero tía quinn. Y no te preocupes, estás realmente preciosa
Da un beso en su frente y sale de la habitación sin hacer ruido.

-Quiero estar contigo
-Lo sé, yo también. Pero no puedes.
-Puedo ¿de acuerdo? Estoy bien, Clay, estoy aquí.
-Eso no importa. No puedo tenerte aquí conmigo. Sea por lo que sea, yo necesito que vuelvas, ¿entiendes?
-¿¡Por qué!?- Se golpea las rodillas con las manos, desesperada.
-Porque fue mi culpa.
-Pero todo es mejor contigo. Todo es mejor, todo es seguro.- Le tiembla la voz de miedo, de rabia, del dolor que siente con toda la situación. No puede evitar llorar y que el vea lo mucho que la supera.- ¡No puedo vivir sin ti! No quiero, Clay...
-No tendrás que hacerlo, cariño. Tú no tendrás que vivir si mi.
-Entonces ven conmigo, por favor- esboza una sonrisa nerviosa, suplicante- ¿por qué no puedes simplemente volver conmigo?
-Oye, escúchame, podría explicártelo, pero esto es lo que tenemos que hacer. Tienes que confiar en mí.
Quinn respira hondo afirmando con la cabeza, sintiendo que su mundo se desmorona por momentos.
-Entonces prométemelo.  Haré lo que me pidas, ¿está bien? Sólo prométeme que volverás conmigo.. prométeme que abrirás los ojos y que vivirás una larga, sana y alucinante vida.-Hace una pausa para tomar aliento, esperando una respuesta, algo que le haga tener ganas de vivir.- Promételo. Prométemelo.
-Voy a vivir una larga sana y alucinante vida.-sonríe mientras habla, agarrándole la cara con las manos, apoyando su frente en la de ella.- Contigo, Quinn. Lo prometo. Y ahora abre los ojos.
-No quiero.. No si eso significa no verte más, Clay.. ¡No puedo!
-Eso no pasará, Quinn, te lo prometo.
-Hasta que el día llegue.. Te quiero.
-Ahora abre los ojos.
Quinn abre los ojos en una habitación blanca e iluminada de un hospital de Tree hill. Clay ve como su cuerpo se desvanece de a lado, y se queda mirando el lugar en el que segundos antes había estado ella.
-Hasta que el día llegue.

11 mindstream:

Ailu ☮ ronroneó

Que entrada!
(gracias linda por darme tu opinión, me hizo sentir muy bien, y por el comentario de recién. No sé realmente, no está mal lo que hice pero desde su lugar, el sentir que te fallan así y hacen concer algo que no querías que nadie se entere es feo, yo me pongo en su lugar y por eso me pongo mal.
Gracias lindura! te dejo mi fb que me dijiste, es verdad es más cómodo :) http://facebook.com/ailurvl (de ahí entras más directo))

Adriana Ibarra ronroneó

Lindo blog ! Nos seguimos? Te sigo :)

Adriana Ibarra ronroneó

Lindo blog ! Nos seguimos? Te sigo :)

Melodías Agridulces ronroneó

Que asombrosa entrada! Me encantó!

Мaяtuxx ronroneó

Muy bonito, aunque triste y extraño.
No he entendido una cosa, entonces ella era la que estaba en el hospital y el era producto de su imaginacion??
:S Que extraño, pero una MUY bonita historia ^^
Muchos besos!

Mr. X ronroneó

Preciosa entrada :)
un beso

Alba ronroneó

Precioso, te sigo desde ya! :D

Мaяtuxx ronroneó

Ayss gracias por terminar de explicarmelo.. Que tristee.. y el le dice que se reencontraran, pero es cuando ella se muera también... Ays da penita pero es bonito, repito que te ha quedado genial! ^^
Un beso!
P.D. Y si tienes razón, en parte, el orgullo fastidia las cosas que nosotros dejamos, o que no nos damos cuenta de que va a fastidiar..

Snow ronroneó

Tienes toda la razón, esa fue la mejor generación de Skins sin duda.
Gracias por lo del blog, la verdad que el tuyo es de los que más me gustan porque no es como todos, tus entradas son muy buenas, siempre las leo aunque no siempre comento. De verdad que me gusta tu blog, aunque no tenga tantas movidas como el mío jajaja... En cuento puedas vete a Londres, en serio, merece muchisimo la pena! Un abrazo :)

Rododo ronroneó

Hermoso

Ana Estrella Vazquez ronroneó

guaggg
buenisima entrada!!
un besote!! ♥