sábado, 15 de enero de 2011

QuincedeEnero.

Las tardes de verano que ahora sé de más y de sobra que se me van a olvidar. Los cumpleaños en los que me despertaba y nada más salir estaba fuera toda mi familia con un FELICIDADES que no sabía si reírme o llorar. Los 'vale por un..' que me regalaba mi madre porque no había podido guardar dinero para mi cumpleaños. Las gafas de sol con las que siempre salía en las fotos porque no le gustaban si no. Las mañanas que me despertaba con un 'Son las siete menos veinte, venga cariño, levántate que vas a llegar tarde' y aún eran y media, pero ella sabía que si no, no me levantaría. En el coche yendo al instituto cambiando la radio cada cinco minutos y las muchas conversaciones que tuvimos. El accidente en el cerro con ese idiota, y como mi madre, por acto reflejo, puso su brazo delante de mi para que no saliera despedida, aunque supiera que llevaba el cinturón. Los viajes a la playa que siempre eran las mejores vacaciones de mi vida. Las del verano pasado. Fueron las últimas que pasamos juntas. Las tardes jugando a las cartas y escuchando música en el porche con Jara correteando de un lado a otro.
Sinceramente hoy es un día de mierda, porque la echo mucho de menos, y ya no sé como sentirme mejor. He fumado porros, me he emborrachado, me he ido con tíos, he intentado olvidarlo todo, pero no hay forma.  Y es que me siento afortunada por haberla tenido, pero una desgraciada porque me la quitaron tan pronto.
La última despedida que claramente fue un hasta luego ella lo convirtió en un 'adiós, hija' que me partió cada trocito del corazón y casi creo que me arrancó la piel porque es horrible esta sensación de abandono.
Ni si quiera estoy enfadada con ella, pero a veces me da la sensación de que dejé de ser importante aquí el mismo día que ella se fue. Ya nunca nada será como antes.
Hoy es su cumpleaños, y no se como decirle Felicidades. Sólo me sale decir que te echo de menos y que esto es un puto asco sin ti. Siempre, por siempre.

2 mindstream:

Flaviani Revolution. ronroneó

que jodidamente orgullosa debe de estar ella, esté donde esté, de la hija que tiene

Mizzy Pops ronroneó

Concuerdo con la señorita de arriba