martes, 28 de diciembre de 2010

Pongo los pies sobre la calefacción y dejo caer la cabeza fuera de la cama mirando al frente del revés.
Damian Marley hace dúo con Stephen y mientras noto como se me acumula el oxígeno en la sangre, como mi corazón bombea fuerte contra mi pecho y contra mis sienes, como se me duermen las manos y como se me entreabre la boca de pura perrería por cerrarla. Me sonrío a mi misma, como tonta, disfrutando de los  pequeños cambios que estoy sintiendo revolviendome lo justo en la cama tocandome el pelo, el cuello, los muslos. Notando el calor que desprendo y los suspiros que se me escapan.
-Putas drogas..- digo soltando una carcajada.

0 mindstream: