domingo, 19 de diciembre de 2010

Notar la aguja contra la piel es impactante, al principio los nervios, luego los continuos pinchazos y luego el placer masoquista que te provoca.
-au, por ahí duele.
Limpia la tinta que la piel expulsa con un trozo de papel, y con una media sonrisa sigue el dibujo, sin perder la concentración, continuando las líneas curvas del trazo. Se queja de vez en cuando y esconde la cara entre los brazos apretando mucho los ojos.
De repente apaga la maquina. Ella levanta la cabeza al notar el silencio y se gira para mirarse por encima del hombro el tatuaje de su costado. El sonríe satisfecho con el resultado, y acabando de limpiarlo y de arreglarlo lo tapa con cuidado.
-Te invito a cenar un día de estos.
-Si ha quedado bien, cuando quieras, si no, despídete Clay.

1 mindstream:

Espérame en Siberia ronroneó

Hola de nuevo, guapa. Gracias por siempre pasar a visitarme.
Te mando un gran, gran abrazo. Mucho éxito en tu espacio :D