jueves, 21 de octubre de 2010

Quién sabe cuantas noches pasamos en vela por miedo. Cualquier miedo. Cualquier cosita sencilla que hace que no dejemos los pies colgando estando sentados en la cama, que no miremos bajo esta, que ignoremos los espejos que estan a nuestro alrededor mirando hacia otro lado o que bajemos la persiana por miedo a ver algo más allá del cristal. Quién sabe como apagarlo en nuestra mente.
Bajo la piel se esconden algo más que venas, órganos y huesos. Hay unas emociones que son irrompibles, inquebrantables, y que por mucho tiempo que pase, seguiremos sintiendo en mayor o menor intensidad, pero siempre sintiéndolas.

1 mindstream:

mlle.Chen ronroneó

yo hace mucho tiempo que no siento el odio :)