lunes, 27 de septiembre de 2010

Me quito la camiseta y me tiendo en la arena sobre una toalla. Sonrío al notar su cuerpo mojado contra mi espalda y escondo la cabeza entre los brazos revolviéndome.
-Me estás mojando toda, ¿Sabes?
-Por la tranquilidad con la que hablas, veo que no te disgusta mucho.
Se levanta un poco, lo justo para que pueda darme la vuelta y quedar boca arriba. Baja de nuevo en seguida y las gotas de su pelo caen sobre mi cara haciéndome pestañear mil veces por minuto.
-Pareces una buena chica y todo, eh, nana.
-Sabes que soy maravillosa cuando estamos juntos.
Sacude la cabeza y me...
-Puto despertador de mierda, con lo que me estaba gustando.

0 mindstream: