domingo, 15 de agosto de 2010

quiéreme, lo necesito.

-Cántame, que me gusta.
Tararea unas canciones de esas raras que escucha él, sin más yo me quedo medio dormida. Acurrucada contra él, mirándole.
-Corb, tengo ganas de besarte.
No dejo que conteste, le beso, apenas un roce. Pero me siento bien, me arrepiento de haber roto con él, pero tampoco estoy segura de una posible reconciliación. No sé, me siento agusto así. Como antes, sin compromisos.
-Gin, ¿que...?
-Escucha, te quiero, y lo sabes, el es importante para mi, y tu, casi que mas, creo, pero es diferente, ya te expliqué por qué.- asiente con la cabeza sin parar de mirarme. Yo, hago lo mismo.- Sé que no entiendes mis motivos, y no lo pretendo. Pero tengo la sensación de que te necesito, y no quiero hacerte daño, por eso no quiero que volvamos. Por eso te beso en vez de decir que te amo, ¿Me entiendes?
Le veo asentir levemente, o eso creo, quizá me lo haya imaginado. Yo ladeo la cabeza y le vuelvo a besar. Me corresponde. Siempre lo hace. Con sus manos a los lados de mi cabeza apretandome contra su boca, sin dejarme espacio para moverme, jugando el solo, aprovechándose del momento. No me quejo, no hago nada, solo espero.
Luego le miro, con mis ojos verdes (de bruja) y le sonrío, mimo con los labios un 'te quiero' y todo esto, sin dejar de acariciar sus dedos con los mios.
-Soy más tuya que de mi misma, Corbin. Pero lo poco que es mío, es mi forma de pensar, aún la conservo, y si me quieres, solo deberías aprender a darme un tiempo muerto de vez en cuando.
Él, solo asiente.

0 mindstream: