jueves, 10 de junio de 2010

mamá, papá, tengo novio.

-Alan, a comer, vamos.
Se levantó del sillón bostezando y cogió la lata de cerveza de encima de la mesa, dirigiéndose a la cocina.
Daniela servía la carne en cada plato, volcándose más en el de la niña. Ambas mantienen una conversación incoherente a los ojos del padre, pero ellas siguen hablando entre risas, y él no puede hacer más que imitarlas.
-¿De qué hablais?
-Del novio de Maria.
-¿Novio? ¿cómo que novio?- dijo con pánico.
-Papá, por favor, madura, ya soy una adulta y tengo novio, ¿vale?
Alan mira a su hija de diez años y seguidamente a Daniela que aguanta la risa en los ojitos miel.
-Eso, papalan, madura de una vez.-repite su mujer.
Se sienta a la mesa, intentando seguir pareciendo sorprendido. La niña está muy adelantada, las cosas como son, y Alán lo sabe, pero esa situación es realmente graciosa.
-Y dime cariño, ¿Cuándo voy a conocer a mi yerno?
-Cuando seas capaz de mirarle a la cara sin partirsela, papi.
Y terminan la comida entre risas y preguntas, respuestas cínicas, y más risas, ¡A MONTONES ESPANTOSOS! A montones.
Como siempre, Maria les alegra el día con sus cositas de niña grande.

1 mindstream:

Escudero ronroneó

jajaja de donde es? esta buenoo!